Dermolipectomia o Abdominoplastia

Inicio » Cirugía plástica » Dermolipectomia o Abdominoplastia

La dermolipectomia es una operación que reseca el exceso de piel y grasa del abdomen medio e inferior aproximando al mismo tiempo los músculos rectos de la pared abdominal. Esta operación puede mejorar substancialmente la apariencia de un abdomen saliente.

Los mejores candidatos son las mujeres y los hombres que estando en buenas condiciones físicas, tienen un depósito localizado de tejido adiposo o piel floja a la altura del abdomen inferior. Esta cirugía es especialmente beneficiosa para las mujeres que luego de múltiples embarazos han sufrido un estiramiento de sus músculos abdominales que es irreversible con la gimnasia.

Los pacientes que planean una reducción de peso deberían postergar la cirugía, lo mismo que las mujeres que piensan en nuevos embarazos.

Se puede optar por la anestesia general, donde Ud. dormirá durante toda la operación, o una peridural que deja sin sensibilidad la parte inferior del cuerpo con o sin el agregado de sedación intravenosa.

La cirugia completa puede tardar entre dos y cinco horas, dependiendo de la corrección que se deba hacer. Habitualmente se hará una incisión que va de una cadera hasta la otra, justo por encima de la zona del pubis. Otra incisión más corta rodea al ombligo.  Los musculos abdominales son tensados juntándolos en la línea media para dar una nueva firmeza a la pared abdominal y mejor forma en la cintura. La piel es estirada hacia abajo y el excedente se retira.

En muchos casos se realiza en el mismo acto una lipoescultura de la cintura para mejorar los resultados finales.

Durante los primeros días, su abdomen estará hinchado y sentirá cierta incomodidad y dolor que podrán controlarse con medicación. Aunque no pueda hacerlo erguido, deberá caminar lo más pronto posible.

Las suturas se retiran después de la primera semana, y la curación será reemplazada por alguna prenda compresiva.  Las cicatrices serán muy notorias durante los primeros tres a seis meses, pero esto es normal. Recién a los nueve meses hasta un año las cicatrices pierden relieve y se aclaran. Aunque nunca desaparecen del todo, no se ven aun con una malla puesta.

Antes Despues

DESEA SOLICITAR UN TURNO ONLINE?

Solicite aquí sus turnos con nuestros especialistas de una manera simple y rápida. El turno que usted prefiera en cuestión de segundos.

Solicitar turno